terça-feira, 3 de fevereiro de 2009

As múltiplas artimanhas da indústria tabaqueira na China


DENUNCIA

Un hombre chino fuma en Pekín. (Foto: EFE)
Actualizado viernes 02/01/2009 08:24 (CET)

CRISTINA G. LUCIO

MADRID.- Una auténtica cortina de humo. Eso es lo que la gran industria tabaquera ha estado elaborando en China para evitar las restricciones al consumo de tabaco. Desde manipular a los medios hasta distraer la atención del público hacia otros problemas… todo vale cuando el objetivo es seguir vendiendo y lo que está en juego es nada menos que un tercio del mercado mundial.

La estrategia la ha destapado un equipo de investigadores británicos y estadounidenses que analizó pormenorizadamente los documentos internos de la compañía British American Tobacco's (BAT), la principal multinacional tabaquera que opera en China.

Pese a que en 2005 el país asiático se adhirió al World Health Organization’s Framework Convention on Tobacco Control -un tratado internacional que busca proteger a los ciudadanos del tabaquismo pasivo-, lo cierto es que hasta el momento, las trabas a los fumadores en los locales públicos chinos siguen siendo limitadas y poco efectivas. Y, según sugieren los datos de este trabajo, la industria tabaquera ha contribuido a que las restricciones no avancen.

"Nuestra revisión pone de manifiesto que, desde mediados de los años 90 [y hasta 2002], BAT puso en marcha una estrategia de múltiples caras con el objetivo de influir y minar el debate público sobre el tabaquismo pasivo en China", explican los investigadores en su trabajo, publicado en la revista de acceso público 'PLoS Medicine'.
Control de la información

En primer lugar, la tabaquera trató de desviar la atención sobre los problemas de salud asociados al tabaco para dirigirla hacia las enfermedades hepáticas, un tipo de trastorno que, según los investigadores, es menos prevalente en China que el conjunto de enfermedades asociadas al tabaco.

Pese a esto, a través de una fundación creada expresamente, lanzó repetidamente la idea de que ése era el principal problema de salud en el país. Además, mediante esta plataforma promovió la realización de estudios sobre tabaquismo y lanzó mensajes como el siguiente: "no se ha establecido ninguna correlación directa entre el riesgo de cáncer de pulmón y la exposición al humo de tabaco ambiental".

En su trabajo, los investigadores remarcan que aunque "muchas de las actividades de esta fundación parecían ser programas de prevención de enfermedades de hígado legítimos, otros promovían las iniciativas que la compañía había establecido para sortear cualquier proyecto sin humo". De hecho, según indican, la multinacional ya intentó a principios de los 90 desviar la atención sobre los riesgos del tabaco en Argentina lanzando una polifacética campaña contra el sida al mismo tiempo que se celebraba en Buenos Aires la Conferencia Mundial sobre tabaquismo.
Ventilar en vez de prohibir

Para evitar a toda costa nuevas trabas al tabaco, la compañía también empleó otra estrategia: la 'resocialización del tabaco'. A través de varios métodos, lanzó la idea de que el humo contribuye de forma insignificante a la contaminación del aire promoviendo simultáneamente la colocación de distintas tecnologías para filtrar y ventilar el aire en espacios cerrados, como aeropuertos y locales de ocio.

El mismo mensaje de la inocuidad del humo se transmitió también a grupos de periodistas y miembros de la industria tabaquera china congregados en varios seminarios.

"De ese modo, se afirmaba que la exposición al humo del tabaco no necesita ninguna regulación", escriben los autores.

En sus conclusiones, destacan la importancia de que tanto autoridades públicas como medios de comunicación estén alerta ante las estrategias de la industria tabaquera. Según sus palabras, es fundamental controlar que cualquier organización pueda financiar fundaciones y asociaciones sin ánimo de lucro y aclarar que la puesta en marcha de entornos completamente libres de humo es la única solución eficaz para evitar los riesgos de la exposición al humo del tabaco.

In http://www.elmundo.es/elmundosalud/2008/12/30/tabaco/1230665665.html

Visite-me também em: Universidade, Universe e Universal